Hacer un viaje a Roma

Asistencia al viajero

Cotiza tu ASSIST CARD

Pasajeros

¿Por qué viajar a Roma?

Card image

Roma, llamada también la ciudad eterna es una de las más antiguas de Europa. Su historia y cultura sigue viva en sus calles. ¡Anímate a emprender esta aventura!

Antes de empezar, recuerda que para visitar Europa necesitas un seguro con cobertura mínima de 30.000 Euros por gastos médicos y de repatriación. Cómpralo en ASSIST CARD para que viajes sin preocupaciones.

Ahora sí, te contamos algunas razones para que conozcas este destino:

Roma guarda dentro de sí un tesoro histórico y arquitectónico. Visita la Fontana di Trevi, considerada una de las fuentes más bellas del mundo. Normalmente está lleno de turistas pero si vas muy temprano en la mañana puedes disfrutar tranquilamente de un paisaje de película. ¡No olvides tirar una moneda para que vuelvas a Roma!

El coliseo romano es la evidencia del máximo poder que tuvo el Imperio romano. Conoce la historia de los gladiadores y espectáculos de animales que divertían a los emperadores y al pueblo. Te recomendamos reservar una visita guiada para que evites las largas filas en la entrada.

Tu visita no está completa hasta que no conozcas el Vaticano. Allí encontrarás la Basílica de San Pedro, el templo más importante para el catolicismo. Su cúpula tiene una vista panorámica de la plaza San Marcos con toda Roma de fondo. Si llegaste hasta acá, tienes que conocer los museos vaticanos. Albergan una de las colecciones más grandes del mundo y la capilla Sixtina de San Miguel, una visita imprescindible.

Visitar Roma significa caminar entre obras de arte. El panteón de Agripa es una de los edificios mejor conservados. Puedes entrar gratuitamente y admirar su belleza. Si quieres trasladarte a la antigua Roma, visita el foro romano y curiosea los rincones llenos de historia de lugares como la Vía Sacra, el Arco de Tito y el de Severo Séptimo.             

El lugar perfecto para pasear es El Trastevere, uno de los barrios más lindos. Respira su aire bohemio y pasea por sus tabernas. Caminando por sus calles empedradas encuentras restaurantes exquisitos.

Estas son solo algunas de las cosas que puedes hacer en Roma. No te pierdas de este mágico destino y recuerda que por el tratado Schengen puedes visitar Europa por 90 días en calidad de turista.  ¡Roma te está esperando!