Experiencias de adrenalina en el exterior

Asistencia al viajero

Cotiza tu ASSIST CARD

Pasajeros

te mostramos las mejores experiencias extremas que deberías vivir una vez en la vida.

Card image

Si te gusta la sensación de la adrenalina en el cuerpo, ponte en modo aventurero porque te mostramos las mejores experiencias extremas que deberías vivir una vez en la vida.

Salto de un Fiordo: al suroeste de Noruega el Fiordo de Lysefjord forma un paisaje espectacular. Amantes de la adrenalina y la altura acuden allí para realizar un salto a más de 1000 metros de altura.  Puedes elegir el paracaídas o un traje aéreo. Sin duda, una experiencia inolvidable.

 

Nadar con tiburones: nos vamos para Costa Rica. Las aguas del Parque Nacional Isla del Coco reciben a muchos aventureros para que vivan la experiencia de nadar con tiburones. Prepara tu traje de buzo y atrévete a conocer un pedacito del océano pacífico junto a tiburones martillo.

 

Rappelling en Yosemite: El parque Nacional de Yosemite ubicado en California, Estados Unidos, es uno de los retos más grandes de cualquier escalador. Si te atreves y logras subir sus paredes verticales te encontrarás con un paisaje único. Te recordamos que para este y las demás experiencias debes prepararte físicamente.

 

Rafting extremo: esta es una experiencia casi que obligatoria para los amantes de este deporte. Los ríos de Isla Norte de Nueva Zelanda son los más extremos. Atrévete a navegar entre remolinos, cascadas de vértigo y fuertes corrientes.

 

Salto en las Cataratas Victoria: ubicadas en la frontera de Zambia y Zimbabue. Podrás saltar a la llamada “piscina del diablo” desde el borde de las cataratas. Este salto de una distancia de 100 metros es una inyección de adrenalina al instante.

 

Turismo extremo en Perú: visitar Lima y sus alrededores es una muy buena opción si buscas actividades extremas. En el centro de la ciudad, en el barrio Miraflores, podrás practicar parapente con una vista a la ciudad. Si lo tuyo es el agua, puedes realizar ala delta sobre el océano pacífico y si aún te queda tiempo para explorar no te pierdas del cañón de Autisha en la cuenca del río Santa Eulalia. Acá también puedes ponerte a prueba con distintas actividades.

 

Si le hace falta adrenalina a tu vida, no dudes en vivir alguna de estas experiencias. Recuerda que es indispensable que cuentes con un seguro de viaje que cubra tus gastos médicos y de repatriación.

 

Con ASSIST CARD tienes asistencia médica para deportes. No dudes en adquirirlo para empezar esta aventura. El limite lo pones tú.