Cuándo viajar a Alaska

Asistencia al viajero

Cotiza tu ASSIST CARD

Pasajeros

El mejor momento para viajar a Alaska

Card image

El mejor momento para viajar a Alaska es durante los meses de finales de mayo a principios de septiembre. En donde el clima es menos frío, los días son un poco más largos y los parques nacionales están abiertos para ser visitados.

Este paraíso de hielo tiene atractivos que cautivan a cualquier tipo de viajero. Sin duda es una aventura que hay que emprender en la vida. Te contamos cuál es la mejor época para viajar teniendo en cuenta tus gustos. Quédate y descubre un poco más de este destino. 

Debes saber que estamos frente a un clima ártico, con inviernos extremadamente fríos y poca luz solar. La mejor época para viajar es en verano cuando la temperatura es más alta, los días tienen más duración y los parques naturales están abiertos. Los meses de junio a septiembre son una buena opción. No olvides que en agosto la lluvia puede interferir en tus actividades.

Te recomendamos reservar con anticipación tus tiquetes y hospedaje ya que muchos deciden viajar en esta época. Si deseas ahorrar un poco y no te molesta el frío del invierno y las horas de oscuridad puedes optar por los meses noviembre y diciembre. Esta es la mejor época para ver las auroras boreales.

  • Es indispensable que cuentes con un seguro de viaje que cubra tus necesidades médicas. Con ASSIST CARD tienes cobertura en caso de cualquier accidente. Adquiérelo y viaja sin preocupaciones. Además, te recomendamos ir con un guía experimentado y el equipo necesario.

La primavera es el momento para conocer animales. Los osos, focas, morsas y Caribús están más activos durante esta época. Durante el verano también es posible ver a las águilas y alces que salen a cazar salmón en los arroyos. Así que, si te interesa la vida animal de Alaska, este será el mejor momento para que viajes.

Muchos han optado por los cruceros como una forma de explorar este destino. Si disfrutas de estos recorridos aprovecha la época de primavera cuando las aguas están calmadas y abunda la vida silvestre. Independientemente de la época en la que viajes, te recomendamos llevar ropa térmica. Infórmate con un guía experimentado sobre las rutas y lugares que quieras visitar.